La vida es algo más que «una vida»

El veneno es el antídoto de la vida

Dicen que la vida es una herida abierta de daños perpetuos, una realidad amarga de ilusiones perdidas, una línea discontinua de constantes obstáculos sin sentido o una lúgubre y triste página de versos transparentes y marchitos que anidan en la nada. Pero he de decir a tales ilustres dichos que sólo sienten y mastican una fracción de lo vivido pues la vida es algo más que “una vida”, es un don que se nos ha dado, en el cual no podemos elegir su comienzo pero si podemos decidir el camino que queremos tomar y esas decisiones son las que nos hacen madurar o caer en el olvido, pues no importa lo que hagamos sino el modo en el que lo hagamos.

¿Quién valoraría el aire, el cielo y el lugar?-¿Quién daría toda su importancia a una simple mañana al despertar?-sinceramente confio en que nadie añoraría lo visible, la evidencia y la belleza de todo lo que nos rodea, pero todo cambia hasta el día en el que el aire se convierte en vapor de veneno, perdemos la noción del tiempo y el sabor de las alegrías, y nuestros ojos no pueden contemplar el cielo porque sólo pueden ver una habitación cerrada, es ahí cuando empiezas a ver lo que antes mirabas pero no veías; pero no por eso debemos temer a la vida, pues es la vida quien teme que nosotros nos equivoquemos y en esos momentos en los cuales todas nuestras preguntas se refieren a un por qué, sólo cabe responder de una manera, seguir hacia delante, para hacer saber que no todo acaba aquí y aunque nuestra vida penda de un hilo y nos hallemos en el más sombrío lecho de muerte obligándonos a recurrir al amparo de lo imposible, seguiremos luchando, para poder vivir y así remendar los tejidos de la esperanza. Es entonces cuando comprendemos que lo más bello es vivir nuestra vida.

David Tecles Rico (17 años)

@TuRisaYyo

https://twitter.com/TuRisaYyo

2 Comentarios

  • Hola David, comparto tu artículo en nuestra página, me ha parecido extraordinario el canto a la vida, un golpe de aire pasando por encima de nuestra piel, inundando cada poro de la misma…. Creo que la vida no es más que eso vida y que pocas veces la sabemos apreciar.

    • David Tecles dice:

      Hola, gracias por tu comentario María Dolores. Esto lo escribí cuando tenía 17 años, poco después de terminar el tratamiento. Ahora tengo casi 24 años, pero sigo teniendo la misma visión.
      PD: Me gusta mucho cómo te expresas; un saludo.

Deja una respuesta